domingo, 8 de abril de 2012

Saltos de agua en el valle de Ordesa

El río Arazas cae aquí sobre enormes placas de roca que han sido talladas durante miles de años. Las Gradas de Soaso, entre otras cascadas del valle, hacen que mientras caminamos, oigamos el ensordecedor y agradable sonido que produce el agua al caer.


En pleno Parque Nacional de Ordesa, cuando desaparece el bosque, se nos abre una nueva imagen y las aguas caen en pozas profundas hasta el río.

Desde aquí, contemplaremos los cortantes filos de las escarpadas montañas del macizo del Monte Perdido y sus vecinas, que hacen que nuestra vista y, en general. todos los sentidos, gozen de un paisaje agreste e inmenso.