viernes, 29 de marzo de 2013

Amsterdam

Campos de tulipanes, molinos de viento, canales y antiguos puertos pesqueros nos sumergen en el Siglo de Oro holandés.

La primavera es el mejor momento para viajar a Amsterdam, una capital cosmopolita y sin embargo repleta de numerosos espacios de calma. El edificio de ladrillos rojo de la estación de tren marca el inicio de cualquier paseo por el centro. A pie o en bicicleta, hay que detenerse en los mercadillos, disfrutar de los cafés, descansar en el oasis verde de Vondelpark y buscar la animación de las plazas Rembrandt Plein y Leidse Plein, abarrotadas de teatros y restaurantes con terraza.



Siempre nos aparecen los tres canales principales, con su forma concentrica y cuyos nombres dedicados a nobles, emperadores y príncipes recuerdan que las casas que se reflejan en el agua fueron erigidas en el siglo XVII, la época dorada de los Países Bajos.
El complemento al callejero y al ineludible paseo en barco son tres magníficos museos que estrenan instalaciones en 2013, el Stedelijk de arte moderno y contemporáneo, el Rijksmuseum y el Van Gogh. El nuevo edificio anexo, de diseño futurista, del Stedelijk ha cambiado para siempre la fisonimia del Museumplein, la plaza donde se encuentran también los otros dos.

El centro histórico de la ciudad fue construido en gran parte en el siglo XVII, y es hoy en día uno de los centros históricos más grandes de Europa. En aquella época se construyeron una serie de canales semicirculares alrededor del casco antiguo ya existente de la ciudad. Después se edificaron las nuevas calles que ahora habían sido creadas con casas y almacenes en un estilo típico holandés que es una de las imágenes más famosas de Ámsterdam y del país. Al igual que otras ciudades de Europa septentrional con abundancia de agua, como Brujas, Hamburgo y Estocolmo, es conocida coloquialmente como la «Venecia del norte».



Amsterdam es una ciudad abierta y tolerante, combina una sólida cultura con gentes de hábitos sencillos. Esta Ciudad conserva y ofrece su historia, tiene una oferta permanente de variados entretenimientos y hace su visita fácil con un eficiente sistema urbano de transporte. Aquí todo esta cerca y es común viajar en bicicleta ya que la ciudad está habilitada para ello.