lunes, 16 de mayo de 2011

Jánovas y el pantano de papel

Las casas vacías y las calles desiertas nos hablan, sin lugar a dudas, de una de las facetas más tristes de la comarca del Sobrarbe, la despoblación. Sin embargo, todo aquel que visita estas tierras, no se marcha indiferente al descubrir el encanto de sus paisajes y las pinceladas del ayer que se dibujan en cada rincón.



Jánovas, victimas de un pantano fantasma.

Sin duda, Jánovas es uno de los ejemplos más importantes de la despoblación. Un pueblo del Pirineo aragonés, a los pies del rió Ara, que hace ya unos 50 años fue expropiado brutalmente con la excusa de construir un pantano fantasma, un pantano que nunca se construyó. Se quedó en el papel.

Resulta desolador leer cómo sus antiguos habitantes fueron victimas de un acoso y brutalidad propios de organizaciones mafiosas por parte de las autoridades y los empleados de Iberduero, con el único fin de hacerse con su pueblo y dejarlo morir para nada.

Emociona su crónica a través de los testimonios de los vecinos del pueblo y sus descendientes. Padecieron situaciones de acoso y abuso, realmente increíbles. Al final, un sin fin de despropósitos, brutalidades, cacicadas, esperanzas, desesperanzas,.. una inexcusable connivencia entre las distintas administraciones e Iberduero que desembocó en una injusticia tremenda.