sábado, 28 de abril de 2012

Arboles, hojas, musgo y soledad

Gran riqueza es lo que nos encontramos en la vegetación de los bosques del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.



Hayas y otros arboles caducifólios, dominan estos bosques dandonos sombra en los paseos por los valles. La humedad también favorece el crecimiento del musgo que tapiza las rocas y hace que el colorido sea intenso por todos los lados que miramos.



Vegetación rica, debido, entre otras causas a la gran diferencia de altitudes y a la evolución geológica de las glaciaciones