miércoles, 30 de mayo de 2012

Faja de Racón

Entrar en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido es como entrar en un mundo de rocas y bosques. Esta excursión nos permitirá observar desde cierta altura los murallones que componen uno de los macizos del Parque.


Paredes del macizo del Gallinero

Existen dos opciones para acceder a esta excursión, pero escogeremos la de Carriata.

Nada mas dejar el coche en el aparcamiento de Ordesa, retrocederemos diez minutos por carretera hasta llegar a la antigua casa de información, "Casa Olivan". Aquí empieza a subir un sendero hacia el Circo de Carriata, entre bosques de pino silvestre, acebo y abetos.

Al pasar una hora más o menos, el bosque se abre y ya empieza a clarear; la vegetación la vamos cambiando por erizones, hasta que nos encontramos el cartel que nos indica el inicio de la Faja de Racón o el desvio hacia las clavijas de Salarons y el Tozal del Mallo. Cogeremos la de la Faja y empezaremos a caminar teniendo encima de nosotros las impresionante paredes del Gallinero hasta que, en una hora mas o menos, llegaremos al puente, donde veremos caer el agua de la cascada de Cotatuero.

Descenderemos por otro bosque durante una hora aproximadamente, que nos llevará al camino del Valle de Ordesa, a la altura de la Virgen del Pilar. Desde allí tenemos unos minutos hasta llegar de nuevo al aparcamiento.

Aquí termina una excursión que habrá merecido la pena, al encontrarnos en un paisaje de paredes de piedras y silencio. Se puede enlazar con la faja de Canalleros, que recorrerá el macizo de Fraucata.

Tiempo: 3,30 horas - Dificultad: fácil.