sábado, 16 de junio de 2012

Faja de la Pardina


Cañón de Añisclo con el barranco de la Pardina a la derecha

Este es un Recorrido curioso y espectacular, con buenas vistas sobre el Cañón de Añisclo. Aquí podemos apreciar lo que son las "fajas", típicas en el territorio del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

La Faja de la Pardina, variable de anchura, con pasos estrechos muy llamativos, se recorre aproximadamente en 4 km, unos 80 metros por debajo de las cornisas superiores de Añisclo.

El mayor atractivo de esta ruta consiste en que es una excursión muy poco frecuentada y, por eso, conserva un entorno salvaje muy característico y propio de la zona de Añisclo. La ruta original, por su situación, exige formar parte de un circuito largo y con exigencias de combinación de vehículos.



Partiremos desde el refugio de pastores de Cuello Arenas (1900.m). Hasta aquí existe una pista de 9 km desde Nerín. Bajaremos hacia el fondo del barranco de la Pardina por una pequeña torrentera, hasta alcanzar un abrigo bajo la roca. Tomaremos la orilla izquierda del barranco, por su parte alta. La faja, al principio, tiene dudas de sendero, pero enseguida se hace evidente, aunque es muy estrecha, lo que le da su carácter insólito.



Alcanzaremos el espolón de la Ripareta y es aquí cuando el camino se hace cada vez menos marcado. Tomaremos la dirección norte por encima del Cañón de Añisclo, donde se hace dificultoso caminar debido a la vegetación tan abundante que existe. Los pasos son estrechos y delicados bajo el agua de algunas cascadas. Pendientes de hierba nos marcarán la aproximación al barranco Capradiza, desde el que se encuentra un sendero para bajar al fondo del cañón.



También podemos volver al punto de partida, Cuello de Arenas, en dirección oeste, por la parte superior de las cornisas del barranco de la Pardina, repitiendo así todo el camino que hemos hecho, pero por encima de la "faja".

Horario: 2,30 (desde Cuello Arenas) solo ida. Dificultad: media.