viernes, 22 de junio de 2012

Genciana Alpina, belleza azul

Esta especie pertenece a la familia de las Gentianáceas. La Genciana Alpina es una planta con tallo muy corto o sin desarrollarse. Las hojas forman una roseta en la base de la flor. La corola tiene forma tubular y acampanada en el ápice, con pétalos de color azul intenso.



La Genciana Alpina es típica de ecosistemas de alta montaña. En la Península Ibérica solamente crece en Sierra Nevada y los Pirineos.

Para crecer prefiere las zonas encharcadas situadas buena altura, pero no le gusta el terreno calizo. En verano, podemos ver sus hermosas flores azules en las partes altas del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

En el resto del mundo se encuentra presente en montañas altas, por ejemplo, en la vertienete occidental de la cordillera Alpina, lugar de donde toma su nombre. También se la conoce con el nombre de "Hierba de San Ladislao".