martes, 24 de julio de 2012

Erizón

Planta espinosa y almohadillada, cuajada en julio de flores amarillas muy vistosas, que coloniza crestones secos del Pirineo Aragonés.



El erizón o cojin de monja invade laderas soleadas, siendo útil para frenar la erosión y regenerar el suelo forestal. Puede convivir con la gayuba, una planta rastrera que igualmente protege a los tiernos pinos.

La época de floración es a final de Julio. Entonces es cuando las praderas de Ordesa se cubren de este arbusto de ramas recias con espina terminal y flor amarilla que suelen medir entre 40 a 70 centímetros.