domingo, 5 de agosto de 2012

Corona de Rey

Saxifraga longifolia conocida como Corona de Rey, es endémica de los Pirineos, las montañas del este de España y la cordillera del Atlas del norte de África.



Es monocárpica y una vez que florece después de unos 5 a 7 años luego muere. Es relativamente fácil de cultivar desde la semilla y sólo requiere un buen drenaje para prosperar en el jardín de rocas.



La planta es relativamente común en los Pirineos en escarpados acantilados de piedra caliza a menudo al lado de la carretera en los cañones de piedra caliza.

Tiene un gran rango de elevación de unos 700 metros hasta 2400 metros.



Es una planta muy peligrosa, se aconseja que no se utilice nunca como remedio casero debido a que puede ocasionar graves trastornos, provocando incluso la muerte si las cantidades ingeridas son elevadas y si nuestro organismo no se encuentra con las suficientes defensas para contrarrestar los efectos de esta planta.



La Corona de Rey es muy empleada como remedio popular por los pastores de la zona de los Pirineos en los partos difíciles del ganado, ya que con los animales (y personas) actúa como abortivo.