sábado, 20 de octubre de 2012

La fuerza de la naturaleza

Se supone que la naturaleza no sentía, no se resentía, ni se lesionaba a pesar de violento trato a que la sometemos, la contaminación de las enormes chimeneas industriales, la extracción del petróleo, el carbón, el arrojo de aguas residuales a los ríos…. se supone que era inmune a todo eso. Tarde, quizás, hemos empezado a entender que la madre naturaleza siente, se resiente y reacciona ante la criminalidad e irresponsabilidad del sistema capitalista.


Broto en plena crecida

Estos tres días, la naturaleza nos ha respondido, y además con ganas. En estos tres días, cayo la lluvia de todo el año, las fotos son de la localidad de Broto, y ninguna hace justicia de la crecida tan inmensa que hemos tenido en el río Ara. Llovía y llovía y no cesaba, y aunque necesaria, vino cabreada y con una fuerza increíble.

Broto mientras las lluvias