miércoles, 24 de octubre de 2012

Torrentes en la Fraucata

Las aguas se deslizan por las inmensas paredes del macizo de la Fraucata, alimentando la imagen majestuosa de la Cola de Caballo y deslizándose por todo el valle formando así el Arazas.



El valor del propio esfuerzo se descubre al acceder a mundos alpinos y remotos en los que la presencia humana sólo es una anécdota en su estado habitual de permanente soledad. Las montañas comunican al hombre su grandeza y su serenidad. Aquí sólo somos uno más entre la multitud de seres vivos, animales y plantas, que habitan este paraíso.