miércoles, 7 de noviembre de 2012

Valle de Baztán

Enclavado en el Pirineo atlántico, entre los puertos de Belate y Otsondo el valle de Baztan constituye el municipio más extenso de Navarra. Para adentrarnos en el valle de Baztán tomaremos en Oronoz-Mugaire/Mugairi, la carretera N-121-B hacia Levante.



Este valle, o cuenca superior del Bidasoa, tiene una superficie de 364 km cuadrados distribuidos en quince nucleos de población, agrupados en cuatro distritos: Baztangoiza, Elizondo, Erberea y Basaburúa: Habitado desde tiempo paleolíticos, su original situación administrativa data de tiempos de Sancho el Mayor y se caracteriza porque el valle, Universidad, o Republica de Baztán, adopta un régimen de comunidad municipal en el que todos los terminos son comunes, con una sola jurisdicción, un solo municipio y un solo alcalde.

Un valle caracterizado por ser tierra hidalgos e indianos, que regresaron de ultramar con una gran fortuna que invirtieron en remodelarlo. El resultado: abundantes palacios y caseríos de piedra rosácea con grandes balconadas; monasterios y puentes medievales sobre ríos saltarines; metas esparcidas por prados y colinas; sugerentes bosques; monumentos megalíticos y cuevas... Además, peregrinos, brujas y contrabandistas también dejaron su huella. Hoy pueden seguirse sus pasos a través de diversas rutas: la del Camino de Santiago del Baztan, la de las brujas y el sendero de los contrabandistas que une las cercanas cuevas de Urdax, Zugarramurdi y Sara.

El nombre del valle es de origen y significado enigmáticos. Existe una etimología popular muy extendida que hace derivar el nombre de bat han, que significa en euskera 'allí todos uno', justificándose esta denominación por la solidaridad e igualdad existente desde antiguo entre los baztaneses.

Sin embargo, el topónimo parece proceder del vasco baste, 'aulaga espinosa', seguido del sufijo que indica lugar -anu, -ana. En el País Vasco francés existen otros topónimos similares con el mismo origen, como Bastanès.