sábado, 19 de enero de 2013

Coll de Ladrones

Coll de Ladrones es un fuerte fusilero del siglo XIX situado en el municipio de Canfranc (Aragón, España). Edificado sobre peñascos, el fuerte cierra la frontera francesa, constituyendo un perfecto ejemplo de arquitectura militar moderna adaptada a un terreno montañoso.

El Fuerte en tiempo se denominaba Cod de Ladrones dando nombre a la estratégica montaña. Tuvo planta en forma de herradura y su fuerza principal estaba constituida por dos baterías de cañones que dominaban el camino de Francia: Siete cuercpos abovedados servían de alojamiento a la guarnición , con sus correspondientes cuarteles de tropa, cuatro sargentos, pabellón para el gobernadory oficiales, sala de armas, capilla y cisterna.



Su mala construcción ocasionó continuas filtraciones, por lo que se abandonó por inhabilitable en 1.777. Con motivo de la Guerra contra la Convención Francesa (1.793-1.795) se volvió a ocupar, pero en 1.801 se abandonaba definitivamente.

A mediados del siglo XIX, y como réplica a la construcción del fuerte francés del Portalet (en Urdos, cerca de la frontera), se determinó reocupar la posición con la edificación de un nuevo fuerte, que ahora se denominaría Coll de Ladrones.

Pero las obras, que sufrieron números retrasos, no se iniciaron hasta 1.888. Lo esencial se dio por terminado en el año 1.900, fecha que se muestra en la inscripción de la entrada, recibiendo la visita del joven Alfonso XVII el 5 de septiembre de 1.903. Tres años después se instalaba la artillería.



El viejo fuerte fue arrasado en su totalidad (excepto el lienzo septentrional, que sobrevive) y en su lugar se alzó otro bien diferente rebajando previamente la cima de la montaña. En su frente oriental se abrió la puerta de acceso, a la que sucede un foso excavado en la roca, mientras que la fuerza artillera se ubicaba en el interior de cinco casamatas subterráneas cuyas cañoneras barren de Noroeste a Noreste. Una llamativa galería aspillerada, abierta en la peña, desciende hasta otra batería que domina la carretera.


El fuerte quedó pronto obsoleto y se cerraba en 1.990 y el ministerio de defensa procedió a su subasta que fué adquirido por una sociedad privada.

(Articulo del panel explicativo de la entrada al fuerte.)