miércoles, 10 de abril de 2013

Estación de Canfranc

Aislada en un paisaje pirenaico y rodeada de grandes montañas que separan España de Francia la Estación Internacional de Canfranc parece sacada de un cuento mágico, sobre todo cuando el blanco de la nieve lo cubre por completo.

El impresionante edificio que aparece como por arte de magia en medio de la nada, nos sorprende al mirarla por su tamaño rodeado de duros parajes.


Estación de Canfranc año 2013

Situada en el municipio español de Canfranc, en la provincia de Huesca muy cerca de la frontera con Francia. Fue inaugurada el 18 de julio de 1928, aunque su construcción no dejó de ser una gesta que, con muchas interrupciones y retrasos se alargó 75 años. Gestiones políticas entre España y Francia impedían abordar el proyecto.

Este edificio bañado de diversas influencias arquitectónicas se concibió como un gran escaparate en España ante los visitantes extranjeros. Fué la estructura más representativa de un ambicioso proyecto ferroviario que, además de la obligada mano de obra local, exigió el concurso y la leva de cientos de trabajadores vizcaínos. Vista desde el exterior, y sin el sufrimiento que causó el aislamiento de aquellas tierras, la espera mereció la pena.

La constucción de la Estación Ferroviaria Internacional de Canfranc se inscribe dentro del proyecto de creación de un paso fronterizo a través de los Pirineos que comunicase España con Francia, aprovechando la línea el que unía Tardienta con Huesca y Huesca con Jaca. Así, tan sólo se hizo necesario unir mediante el ferrocarril Jaca con Canfranc y abrir el túnel de Somport (finalizado en 1914), situándola en el valle de los Arañones.


Estación de Canfranc hace mas o menos 80 años

Las compañías Midi Francés y Norte de España presentaron el proyecto de la estación internacional entre 1909-1910, empezándose a construir en 1915, tras la Primera Guerra Mundial, y finalizándose en 1925. La estación inaugurada por el rey Alfonso XIII entra en servicio en julio de 1928, conoce un momento de esplendor en los años treinta, y se cierra entre 1945 y 1949 por desacuerdos políticos con el gobierno francés.

En la actualidad nos encontramos con un edificio cercado sin posibilidad de entrar a visitar sus diversas dependencias. Sin embargo, podemos pasear por los muelles, contemplar el depósito de máquinas, con su estructura metálica, y las diversas grúas que todavía permanecen a los lados de las vías. Se están llevando a cabo diferentes propuestas de rehabilitación de este conjunto histórico.

En enero de este año 2013, el Ministerio de Fomento ha formalizado la venta de la Estación al Gobierno de Aragón de la estación ferroviaria de Canfranc (Huesca) por 310.062 euros, importe equivalente el valor catastral que tenía este edificio en el 2009. El Gobierno de Aragón baraja varios proyectos para la estación, como el Museo-Escuela Internacional del Ferrocarril, la actividad hotelera, una universidad de invierno y abrir espacios comerciales y de ocio.