martes, 26 de agosto de 2014

Rosal silvestre

Su nombre científico es rosa canina de la familia de las rosáceas y su nombre vulgar es escaramujo, agavanzo, rosal silvestre...

Es un arbusto que puede alcanzar hasta los 3 metros de altura. Los tallos son robustos, erguidos y están cubiertos de espinas curvadas en forma de gancho con la base dilatada. Las hojas están formadas por 5 a 7 folíolos de 15 a 45 mm de longitud y 12 a 20 mm de ancho, son aovado elípticas y sin pelosidades. Son de un color verde intenso por el haz y mucho más mate por el envés. Tienen el margen serrado y los dientecillos son sencillos o glandulosos.



Las flores son de color blanco o rosa. Dispuestas en racimos de una a cuatro flores, provistas de pedúnculos sin pelos. La corola está integrada por cinco pétalos anchos con una escotadura en el extremo, de color que puede variar desde el rosa intenso al blanco.

El fruto, llamado escaramujo o tapaculos, destaca por su alto contenido de vitamina C (aunque también contiene carotenoides y flavonoides) y por ser usado para hacer mermelada y té.

El rosal silvestre florece de mayo a julio y produce frutos al final del verano o a principios del otoño.