domingo, 18 de enero de 2015

Iglesia de las Santas Nunilo y Alodia (Betorz)

En la pequeña pero hermosa localidad de Betorz está situado este templo dedicado a las patronas del pueblo: las mártires Nunilo y Alodia.



En planta presenta una sola nave dividida en dos tramos (el primero cubierto con medio cañón y el segundo con bóveda de lunetos). La cabecera es recta y se orienta al Este.

En el pórtico de acceso se conserva un crismón románico.



Si por algo destaca esta iglesia es por las pinturas populares del siglo XVIII que decoran el prebiterio y varias capillas. Con vivos colores se recrearon pilastras, cortinajes, guirnaldas de flores, lámparas e incluso retablos lográndose una atmósfera casi teatral.

La torre de dos cuerpos está adosada a la iglesia y es de mampostería.



Nunilo y Alodia nacieron en el siglo IX en Adahuesca en el seno de una familia rica. Su padre era musulmán mientras que su madre (nacida en Betorz) profesaba a escondidas la fé cristiana que inculcó a sus hijas.

Siendo pequeñas, fallecieron sus padres por lo que pasaron al cargo de un tío paterno. Este intento persuadirlas para que abrazasen el islam, pero viendo que las hermanas se mantenían firmes en sus creencias, las denuncio primero ante el gobernador de Alquézar, donde estuvieron presas y más tarde ante el gobernador de Huesca.

Finalmente, el 22 de octubre de 851 fueron decapitadas.