lunes, 30 de marzo de 2015

Parque Nacional Iguazú

Cambiamos de país y nos vamos a visitar otro Parque Nacional que nos dejará con la boca abierta durante rato.

Las Cataratas del Iguazú están ubicadas en el interior del Parque Nacional Iguazú, un área de preservación de la naturaleza que abarca 67.720 hectáreas en el extremo norte de la Provincia de Misiones, en la República Argentina.



Se trata de un sistema de saltos de agua en plena Selva Paranaense, que están ubicados a 17 kilómetros de la desembocadura del Río Iguazú en el Río Paraná, punto en el cual se encuentran las fronteras de Argentina, Brasil y Paraguay, y en el que se erigen las ciudades de Puerto Iguazú, del lado argentino, y de Foz do Iguaçú del lado brasileño.



El Parque Nacional Iguazú es un área protegida de la Argentina creada en 1934 con el objetivo de conservar el entorno y la biodiversidad de las cataratas del Iguazú, las que resultaron elegidas el 11 de noviembre de 2011 como una de las Siete maravillas naturales del mundo. Se ubica íntegramente en el departamento Iguazú, bordeando el río Iguazú en el extremo norte de la provincia de Misiones.



Las cataratas del Iguazú están formadas por 275 saltos de hasta 80 metros de altura de los cuales el 80% están del lado argentino, alimentados por el caudal del río Iguazú. Se pueden realizar paseos en lancha bajo los saltos y caminatas por senderos apreciando algunos animales de la selva semitropical. Un espectáculo aparte es su salto de mayor caudal y, con 80 m, también el más alto: la garganta del Diablo, el cual se puede disfrutar en toda su majestuosidad desde solo 50 metros, recorriendo las pasarelas que parten desde Puerto Canoas, al que se llega utilizando el servicio de trenes ecológicos. Por este salto pasa la frontera entre ambos países.



Entre otras ciudades de importancia cercanas podemos mencionar Ciudad del Este, en territorio paraguayo, a unos 25 kilómetros, y la ciudad de Posadas, capital de la provincia de Misiones, a una distancia de 300 kilómetros.



Uno de los atractivos de las cataratas es la Garganta del Diablo de 80 metros de altura que se desprenden hacia una angosta garganta, la cual concentra el mayor caudal de las cataratas del Iguazú, siendo a su vez estas cataratas las de mayor caudal del mundo.



El recorrido habilitado para llegar hasta el balcón mirador de la majestuosa Garganta del Diablo nos permite acercarnos a escasos metros del salto más importante y caudaloso de los 275 que integran el sistema de las Cataratas del Iguazú.



En esta parte del mundo se grabó la película La Misión, que tiene como telón de fondo el Tratado de Madrid (1750), entre España y Portugal, por el que se dirimió momentáneamente la disputa por la Colonia del Sacramento, en la desembocadura de Río de la Plata y la lucha entre las monarquías absolutas europeas y el poder detentado por la Iglesia hasta la época centrado en la Compañía de Jesús; ésta ejercía gran influencia en los ámbitos cultural, económico y en alguna medida político, agudizada esta última por la cuestión de su cuarto voto religioso a favor de la figura del Pontífice. Por entonces observaban, los reyes católicos europeos, la figura papal más como un príncipe soberano que la de un pastor de almas, con lo que los jesuitas eran vistos como los representantes de un estado dentro de sus dominios.



La película está ambientada en la década de 1750 y narra acerca de las Misiones Jesuitas en las actuales regiones de la selvas Brasileras, Misioneras de Argentina y parte de la región actual del Paraguay. Un programa de la Iglesia Católica dedicado a cristianizar y civilizar los indígenas nativos en la región de la América Meridional. La película cuenta la historia de un jesuita, el padre Gabriel (Jeremy Irons) que se interna en la selva sudamericana para fundar una misión y convertir al cristianismo a una comunidad de indígenas guaraní situada encima de las cataratas del Iguazú.