martes, 18 de octubre de 2016

Ferrata de Sorrosal



Aprovechando la visita de Nayana, David y Humberto, subimos a la ferrata de Sorrosal, que aunque con poca agua debido a las pocas lluvias que han caído este verano, siempre impresiona ye merece la pena.

Ubicada en el barranco del mismo nombre y afluente del río Ara, esta cascada se encuentra junto a la localidad de Broto y puede accederse a ella en apenas 5 minutos por un cómodo sendero que parte desde la propia localidad.

Las vistas son espectaculares, existe una vía ferrata que asciende hasta la parte superior de la cascada y remonta un tramo de barranco. También es posible realizar el descenso de la cascada mediante rapel.

El entorno de la cascada e inicio de la vía es un anfiteatro natural lleno de história geológica y plegadas que explican el proceso de formación de los Pirineos.

Las formas geométricas de la roca junto al ruido de la cascada llegan a convertir el lugar en algo hipnótico y atrayente

las capas que forman la cascada Sorrosal son originarias de la sedimentación de un delta del mar de tetys.