viernes, 18 de noviembre de 2011

Bordas del valle de Vio

Antiguamente, los pastores usaban estas bordas para guardar el ganado y la hierba, o bien como refugio mientras se realizaban las labores agrícolas.



Estas bordas solían estar aisladas generalmente, alejadas de los pueblos. Muchas de ellas tienen delante un portal que era donde se realizaba la trilla. Hoy en día algunas de estas bordas han sido rehabilitadas para casa de vacaciones, aunque aun se ven muchas en ruinas por las montañas.

El Valle de Vió es el que forma el río Aso, que desemboca en el Bellós, al final del Cañón de Añísclo. Es un valle de la comarca del Sobrarbe algo más alto que los dos entre los que se ubica, formados por los ríos Ara y Cinca. La capital y cabecera del valle es Fanlo. Se trata de una de las zonas más despobladas del Pirineo, aunque, últimamente, parece que podría empezar a recuperarse gracias al turismo.