domingo, 29 de abril de 2012

Tozal del Mallo

Impresionante mole de 2254 metros que nos da la bienvenida cuando llegamos a la Pradera del Parque Nacional de Ordesa y Monte perdido.



Imponente pared vertical que vigila la entrada del Parque Nacional, su cumbre va cambiando de forma a medida que nos vamos acercando a ella.

También se conoce como "El Retablo",uno de los mayores atractivos para los escaladores que visitan el Parque nacional de Ordesa es la vertical pared sur. En ella se encuentran algunas de las vías de dificultad más conocidas del Pirineo: la vía de las brujas, la de los catalanes, la Despiau o la histórica Ravier, aunque también se puede ascender a ella caminando, no sin antes tener que pasar por las clavijas de Carriata o Salarons o como paso alternativo La Fajeta.



Sus impresionantes paredones verticales no dejan indiferente a nadie, fue escalada por primera vez el 21 de Abril de 1.957 por los franceses, Noel blotti, Claude Dufourmantelle, Marcel Kahn y Jean Ravierque, que tras 17 horas de escalada y 1 vivac, alcanzaron la cima del Tozal . Por aquel entonces, esta ruta se llamó “Vía de los franceses”, pero hoy en día, la conocemos por la Ravier al Tozal del Mallo.