miércoles, 23 de mayo de 2012

Bardenas Reales

Navarra es una tierra de contrastes. Las Bardenas Reales, con sus 42.000 hectáreas, unen la atracción del misterio con la impresionante naturaleza, la fuerza y la pasión de las leyendas. Su singularidad como paisaje de calidad le ha merecido recibir las protecciones de Parque Natural (1999) y Reserva de la Biosfera (2000).



Las Bardenas Reales son el contrapunto de la verde Navarra Pirenaica y la fertil tierra llana de la Ribera. Se trata de un paisaje heterogeneo que sorprende al visitante.

En Bardenas podemos adentrarnos en zonas de arbolado (Reserva Natural de las Caidas de la Negra), zonas de pastoreo (el Paso y Parte de la Cañada Real de los Roncaleses), o los increibles paisajes erosivos que caracterizan la Bardena Blanca, considerada por ley como una formacion unica en Navarra, singular y de interes especial.

Las Bardenas Reales han sido siempre tierra de leyendas y bandoleros. El más famoso bandido bardenero fue Sanchicorrota, nombre derivado de Sancho Rota, que campó por toda la comarca a mediados del siglo XV, aprovechando que las tropas guerreaban en las luchas de Agramonteses y Beamonteses. Se le consideró rey absoluto de las Bardenas y de los poblados limitrofes. Se suicidó con un puñal antes de entregarse. El cadaver fue enseñado en varios pueblos, llevado a Tudela y colgado en una horca.



Las Bardenas Reales han sido tambien punto de interes para el cine. Entre las peliculas grabadas en este desierto caben destacar: El mundo nunca es suficiente (1999), Airbag (1996), De tu ventana a la mia (2011), Tierra (1995, en Funes)....