viernes, 25 de mayo de 2012

La Fuente de los Baños

En el punto de inicio del Cañón de Añisclo se encuentra la afamada Fuente de los Baños o Fuente de los Suspiros, una surgencia de agua minero-medicinales. La fama de esta fuente ha perdurado en el tiempo.


Está situada en el límite más meridional del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, al fondo de un estrechísimo desfiladero formado por la acción erosiva, durante siglos, de las aguas del Bellos sobre la roca calcárea.

Cientos de personas, aquejadas muchas de ellas de afecciones bronquiales, se acercan aquí por los beneficios que reportan sus templadas aguas minero-medicinales para la salud. Descenderemos doscientos setenta y ocho escaleras para llegar al manantial. Para que el agua surta efecto hay que realizar una novena, es decir, las aguas deberán beberse durante nueve días seguidos y hay que hacerlo desde la misma fuente.

Comienza aquí un atractivo recorrido de 25 km por el Cañón de Añisclo, desde estas aguas termales hasta llegar a la ermita de San Urbez, ubicada en una gran grieta de la roca. A partir de este punto, comienza el recorrido a pie por el Cañón de Añisclo.