lunes, 11 de junio de 2012

Iquitos, donde nace el Amazonas

Al noroeste de Perú se extiende la Amazonia, una de las zonas más inexploradas y desconocidas del país, pero también una de las más apasionantes. El Amazonas, el río mas largo y caudaloso del planeta, es parte esencial de la vida de los ribereños.

Iquitos es la capital de la provincia de Maynas y el departamento de Loreto. Es la ciudad más grande de la Amazonia peruana, una buena base antes de adentrarse en las profundidades de este río. En este lugar dicen que llueve 260 días al año. Fue fundada por los jesuitas con el nombre de San Pablo de los Napeanos. Fue el primer puerto fluvial sobre el rio Amazonas.



Los ribereños viven en armonía con el medio que les rodea. A orillas de los ríos Marañón y Ucayali se encuentran numerosos poblados como Santo Domingo o San Juan de Yanayacu. Sus habitantes se dedican al cultivo de las chacras (principalmente de plátano y yuca), a la recolección, a la caza y, sobre todo, a la pesca. Levantan sus casas con cuatro troncos y algunas hojas de palma y llevan un modo de vida sencillo.

La ciudad sólo tiene conexión aérea y fluvial al resto del país, con la sola excepción de la carretera a Nauta, una pequeña ciudad de casi 30 000 habitantes a unos 105 km al sur. Siguiendo el curso del Amazonas, pueden llegar buques marinos de 3000 a 9000 toneladas y 5,5 m (18 pies) de calado, procedentes del Atlántico. Se considera que es la ciudad más poblada del mundo que no cuenta con acceso terrestre.