sábado, 23 de junio de 2012

Leyenda de la Basa de la Mora

En un anterior árticulo hablábamos del ibón de Plan, una estupenda excursión, fuera del Parque Nacional. Dijimos que hay una bonita leyenda sobre este paraje, también conocido por los lugareños como "Basa de la Mora". A continuación la detallamos:



"Dicen que si subes al Ibón de Plan o Basa de la Mora en la noche de San Juan y te lavas la cara en sus aguas heladas y azules antes de la salida del sol, verás que el agua se empieza a mover. Al principio despacio y, poco a poco, más aprisa después, formando un remolino vertiginoso. Y en el mismo instante en que aparece el primer rayo de sol por Armeña, se levanta lentamente del centro una forma brillante.

Cuando el sol se ha extendido por todo el azul de la Basa, esa forma brillante se transforma en una hermosa mujer. Al momento, comienza una danza mágica, armoniosa, que embelesa. Se desliza tan ligera como el aire.

Dicen que es el alma de una Princesa Mora que se perdió entre las montañas del Valle, huyendo de una guerra. Pero solo los que tienen unos ojos y un corazón puros pueden ver a la Princesa Mora de las cumbres, solo quienes tienen la mirada limpia pueden llegar a ver toda la belleza que el ibón esconde".