martes, 23 de octubre de 2012

Cañón de Añisclo en otoño

Después del temporal viene la calma. Así de bonito tenemos el Cañón de Añisclo tras cuatro días de lluvia intensa, los colores del otoño están en auge y el agua caída hace que de sus paredes se descuelguen cascadas como esta.



Un paisaje de grandes contrastes, extrema aridez de los desiertos kársticos en las zonas altas y la permanente presencia del agua y la vegetación en los valles. Para quien se acerque a conocer el Parque Nacional de Ordesa, es imprescindible visitar este lugar.

Se puede acceder al aparcamiento de San Urbez desde dos direcciones. Una desde Ordesa, pasando por Broto y, llegando a Sarvisé, cogeremos el desvió que nos llevara a Fanlo, donde al poco llegaremos a un aparcamiento y un mirador. La otra desde Escalona, que sube desde Ainsa, y en 19 km, pasando por la carretera del Cañón, llegaremos al parking de San Urbez, la entrada al Cañón.