sábado, 6 de octubre de 2012

Gargantas del Yaga

La Garganta de Escuaín, labrada por la acción erosiva del rio Yaga, dispone de dos miradores naturales, situados en ambas márgenes de la parte superior de este desfiladero.



Uno de los miradores es el de la Proa de Socastiello, ubicado en las cercanías del pueblo de Escuaín, sobre la margen derecha del valle. Y otro mirador es el del barranco de Angonés, al que se accede desde la curva de la carretera que hay justo antes de llegar al pueblo de Revilla. Ambos están bien señalizados, y desde los dos existen varias panorámicas aéreas de la garganta y sus pozas.

Abajo queda la surgencia y la cascada de la Fuente del Yaga, desde donde ascienden paredes verticales hacia el circo de la Sarra en la cabecera del barranco de Angones.

Los Miradores de Revilla nos ofrecen pues, una visión insólita de estos parajes que la naturaleza ha creado pacientemente a lo larga de miles y miles de anos.