viernes, 15 de marzo de 2013

Esconjuradero de Guaso

Este Esconjuradero está situado en la localidad de Guaso, pequeño pueblo perteneciente al municipio de Aínsa en la comarca del Sobrarbe. Ubicado en los inicios del valle del Ara, a 7 kilómetros de Ainsa. Se encuentra en las proximidades de la iglesia de San Salvador, formando un conjunto con ella en la parte alta del pueblo, en el llamado barrio del Tozal.




Es una construcción popular muy característica, de planta cuadrada, que abre a los cuatro lados por arcos de medio punto. Se cubre con bóveda esquifada y cubierta piramidal.

Al igual que los demás esconjuraderos existentes en Sobrarbe (en San Vicente de Labuerda, Almazorre, Asín de Broto, Burgasé o Mediano-este bajo las aguas del pantano-), se trata de edificios con una función eminentemente práctica pero, eso si, relacionada con las creencias populares de épocas en las que se temía la ira del cielo como consecuencia de los actos humanos. Desde aquí s´esconchuraba, es decir, se invocaba a las alturas, no solo para espantar las tormentas, sino también para ahuyentar otro tipo de males como, por ejemplo, plagas de langosta o demonios.

Este esconjurdero de Guaso, conocido popularmente como “Os cuatro pilares”, contaba con una cruz de hierro que ocupa el centro del edificio.



Desde este lugar tenemos una amplia panorámica hacia el norte, dominándose desde allí el Valle del Ara, Monte Perdido, las Treserols y la zona de Peña Montañesa, según es habitual también en los esconjuraderos, cuya misión de ejercer un "control de la climatología" aconsejaba situarlos en ubicaciones dominantes respecto al territorio circundante.