viernes, 12 de abril de 2013

El hospital de Gistaín

Por la pista que nos lleva a Viados, nos encontramos las ruinas de lo que fue en su día un punto importante para peregrinos.

Nadie diría, a la vista de las cuatro paredes que hoy quedan de lo que fue l´Espital de Chistén, la importancia de este establecimiento hasta época moderna. Existe una concordia de 1.350 entre los vecinos de la Bal de Chistau y los de L´Ainsa para mantener el camino de Francia y establecer en él, posada para los caminantes. Así, los de Plan, San juan y Chisten se comprometían a “ adobar et fer aptar, pareyllar et mantener et reparar, bueno et suficient camino dentro de la dita val…” hasta encima del puerto que “…salle a la vald´Arra…” de manera que pudieran pasar caballerías con mercancía sin peligro…” El compromiso exigía también “…obrar et fer espital de dos suficientes estajas en el camino del dito puerto, en el lugar hon dicen la Plana del Abbat…”


Bal de Chistau

De aquí se desprende que el hospital se construiría en 1.350 y que el camino a Francia desde L´Ainsa por el valle de Chistau debía ser, sin duda, muy transitado cuando se establece que aquí vivan dos personas para estar a su cargo y hospedar al caminante.

La actividad de este establecimeinto fue enorme durante mucho tiempo, hasta que lo destruyó el fuego en fecha ya tardía. A menudo, se documenta con los nombres de L´Espitalet u Hospitalet como si de una aldea se tratara. En 1.850, Madoz lo nombra en su obra enciclopédica como una venta clave en el camino de herradura que iba de Barbastro Francia.