domingo, 9 de junio de 2013

Parque Nacional de Guadarrama

La Sierra de Guadarrama, los bosques y cumbres que constituyen los macizos montañosos de la Sierra de Guadarrama, ya forman parte del parque nacional número quince del territorio español con la máxima figura de protección ambiental.



Este nuevo espacio protegido integra 16 municipios de Castilla y León, 12 en la comunidad de Madrid y es el quinto en extensión.

Los relieves incluidos en los límites del parque y la zona periférica reúnen valiosos ecosistemas de media y alta montaña; cumbres, circos y lagunas de origen glaciar en el macizo de Peñalara; canchales graníticos de alto valor ambiental en La Pedriza de Manzanares; bosques mixtos de abudelues, abetos, robles y serbales; bosques de pino silvestre y laricio en los valles de la Fuenfría, Valsaín y Angostura, saucedas y fresnedas y pastizales en los solitarios cordales de las líneas de cumbres y las majadas de montaña.

La declaración de Parque Nacional es la máxima protección ambiental que hay en el país y supone integrar este ecosistema en un sistema integrado de protección bajo la tutela del Estado que se creó a comienzos de los años ochenta, tras el proceso de transferencias en materia de conservación de la naturaleza a las Comunidades Autónomas.