domingo, 5 de enero de 2014

Aves carroñeras

Son aves carroñeras las aves que se alimentan de restos que encuentran en animales muertos, tanto de animales silvestres (ciervos, jabalís) como de ganado (ovejas, cabras, vacas, etc.).
Estas aves no cazan a los animales si no que se alimentan de los cadáveres que encuentran, destruyendo en sus potentes estómagos las bacterias existentes en la carne. De esta manera, cumplen la importante función de limpiar el monte de posibles focos de enfermedades que pueden perjudicar tanto al hombre como a otros animales.


Buitre leonado

Las más conocidas son los buitres, porque se alimentan únicamente de carroña. Los tres tipos de buitre que anidan en estas tierras son el buitre leonado, el alimoche y el quebrantahuesos. Otras aves que, aunque cazan, pueden comer carroña son el milano real, el milano negro, el águila real y el cuervo.

Estas aves encuentran animales muertos, tanto en el campo como en los muladares y comederos. Los buitres, cuando descubren el cadáver lo sobrevuelan en círculos y realizan rápidos descensos hasta el suelo, lo que atrae la atención de otros buitres y aves situadas a más distancia.


Quebrantahuesos con el pico Otal al fondo

El primero que llega suele ser el buitre leonado, el único capaz de abrir un cadáver con su fuerte pico. Luego van llegando los alimoches, milanos, cuervos y cornejas. El último en intervenir es el quebrantahuesos, porque se alimenta únicamente de los huesos. Pequeñas aves como la lavandera blanca, y ocasionalmente algún zorro, llegan cuando las grandes carroñas se han ido.

Una vez que llegan los buitres leonados, la mayor parte del animal muerto desaparece en cuestión de minutos. Para las otras aves solo quedan pequeños restos y huesos. Los buitres se llenan tanto al comer, que a veces no pueden ni levantar el vuelo.