jueves, 9 de enero de 2014

Nieve en las Gradas de Soaso

Bonita excursión invernal por el valle de Ordesa, como cambia del verano al invierno este lugar. En esta época apenas entra el sol y el camino se convierte a veces en una pista de patinaje y una aventura caminar por el. Aconsejable raquetas de nieve si se va hasta el fondo del valle.


Las Gradas de Soaso se encuentran en pleno corazón del valle. Fueron esculpidas pacientemente por el hielo de los glaciares. Los cambios de temperatura fueron los encargados de romper rocas al provocar la dilatación y la contracción, formando curiosas terrazas como las de Soaso, escalones calcáreos por los que discurre el río Arazas.

A tan solo dos horas caminando desde el parking de la Pradera de Ordesa, podremos contemplar esta maravilla de la naturaleza. Bien merece un poco de esfuerzo llegar hasta aquí, el paisaje lo compensa con creces.

A su alrededor crecen los pinos negros mientras el paisaje, hasta entonces cerrado por las paredes verticales y los arboles, comienza a abrirse, dejando paso a una visión digna de admirar, como es el macizo del Monte Perdido.