lunes, 12 de enero de 2015

Ermita de san Úrbez de Albella

Sin confundirnos con la ermita de San Urbez en el Cañón de Añisclo, en esta pequeña localidad del Sobrarbe llamada Albella se halla una pequeña ermita dedicada también a San Urbez.



Es una obra de mampostería del siglo XVIII, que consta de una nave rectangular con cabecera recta más estrecha orientada a Este y dos capillas a cada lado comunicadas entre si. Posee un coro alto de madera.



El interiro de la ermita está decorado con pinturas de finales del siglo XVIII bien conservadas en colores vios, (dorado, rojo, azul y verde) representando floreros y guirmaldas. Cuenta con un retablo con la escultura de San Urbez y de los Santos Justo y Pastor.




Albella