viernes, 15 de mayo de 2015

Revilla – camino de los Miradores

Este camino nos va a permitir un primer contacto con la solana del río Yaga. Un sencillo recorrido que, bien trazado y acondicionado, nos llevara a contemplar la unión del barranco de Angonés con el río Yaga, la surgencia de la Fuente de Escuaín y el amplio valle de Puértolas.

Ideal para el avistamiento de buitres y quebrantahuesos.

Dejaremos el coche en la curva de acceso al pueblo de Revilla para coger el sendero que empieza allí mismo bajo unos quejicos. Atravesaremos el barranco de Consuesa por un puente de madera, mas adelante, nos adentraremos en una faja prevista de tres miradores de piedra, todo ello con unas buenas vistas a la Garganta de Escuain.

Antes de llegar al barranco de Angonés, nos fijaremos en un pequeño sendero que nace a nuestra derecha entre un bosque de pinos. Es el camino que tomaremos para volver a Revilla una vez hayamos visto desde lo alto la surgencia y el barranco de Angonés.

Este sendero nos lleva rápidamente a lo alto del pequeño tozal que anteriormente teníamos encima. Solo nos queda buscar, guiándonos por pequeños mojones de piedra, el camino que nos llevara de nuevo a Revilla.

Tiempo: 2,30 horas aproximadamente. Dificultad: fácil.