viernes, 8 de febrero de 2013

País del Sobrabe, la riqueza natural de nuestra comarca

Leer articulo anterior


Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido


Declarado Patrimonio de la Humanidad ocupa 16.000 hectáreas todas en la Comarca del Sobrarbe. Se encuentra dentro de la unidad geológica de las Sierras Interiores del Pirineo, entorno al Macizo del Monte Perdido que con sus 3.355 metros, es la tercera montaña más alta de la Cordillera y, por su origen sedimentario, el macizo calcáreo más alto de Europa.


Presenta un extraordinario abanico de paisajes naturales que muestran la esencia y biodiversidad de los Pirineos. Lo constituyen cinco áreas bien diferenciadas: Valle de Ordesa, valle de configuración glaciar, surcados por las aguas del río Arazas (afluente del Ara), con presencia de abundantes cascadas; Cañón de Añisclo, espectacular cañón oradado por el río Bellós (afluente del Cinca); Escuaín, garganta formada por el río Yaga (tributario del Cinca) en la que destaca la profusión de cuevas, simas y surgencias, producto de los fenómenos kársticos; Valle de Pineta amplio y suave valle glaciar , cabecera del río Cinca, uno de los cursos fluviares más importantes de Aragón; y el Monte Perdido, macizo montañoso origen de todos los valles mencionados, que poseé numerosas cumbres por encima de los 3000 metros y parte de los últimos glaciares de la Península.


Parque Natural Poset-Maladeta


El mejor representante de los ecosistemas de alta montaña de la Península, ubicado en el centro de la cordillera (Pirineo Axial), donde se hallan las cimas mas altas de nuestro Pirineo. Ocupa una gran extensión, compartida por las comarcas del Sobrarbe (Valle de Chistau) y Ribagorza, entre 1.500 y 3.404 metros de altitud, albergando una enorme cantidad de singularidades.


El Parque acoge numerosas cumbres de más de 3.000 metros entre infinidad de crestas y canchales, y la mayor parte de los últimos glaciares pirenáicos. Casi un centenar de lagos salpican su territorio, extensas superficies de pastos naturales donde abunda una gran variedad de flora alpina, masas forestales representativas de los pisos montanos y subalpinos, espacios habitados por una valiosa fauna propia de los bosques, la montaña y los roquedos, territorio en el que se ha armonizado la acción del hombre que los habita desde tiempos remotos; un equilibrio que ha servido para configurar un bello paisaje.


Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara


Al sur (Alto Sobrarbe) compartida con otras comarcas, se extiende la Sierra de Guara, una de las principales alineaciones montañosas del Prepirineo o Sierras exteriores. Sus altitudes oscilan entre 430 metros y los 2.077 metros en el Tozal de Guara. Su situación, encrucijada climática, entre las regiones alpina y mediterránea, provoca una marcada diferencia en la vegetación de las vertientes norte y sus, así como la aparición de especies únicas de estas sierras.


Constituye un refugio de fauna y flora a nivel europeo, destacando rapaces como el quebrantahuesos y el águila real, especies del río como el tritón pirenaico, y flora especializada en la vida de los roquedos como la petrocoptis. La acción del agua sobre la roca caliza ha configurado un espectacular paisaje de simas, galerías, manantiales y profundos cañones que recorren el territorio de norte a sur y que le han dado fama a nivel internacional. Los testimonios culturales distribuidos por el territorio nos sugieren un apasionante viaje en el tiempo. En numerosos abrigos rocosos se dan cita todos los estilos pictóricos de la Prehistoria, constituyendo un caso singular, en lo que se ha denominado Parque Cultural del Río Vero.

Texto del panel del mirador de Mipanas