viernes, 21 de febrero de 2014

Cañón de Añisclo, paisaje de grandes contrastes

Su extrema aridez de los desiertos kársticos en las zonas altas y la permanente presencia del agua y la vegetación en los valles, hace que este lugar sea especial en grandes contrastes.

El Cañón de Añisclo es, para mi, unos de los paisajes mas espectaculares que he visto. En su cabecera, el valle tiene un circo glaciar, pero después se encajona en un profundo cañón, fruto de la acción kárstica del agua del río sobre la roca caliza. Así se forman impresionantes toboganes y cascadas, entre las que se encuentra la Font Blanca, un nacimiento en la pared vertical del pico Añisclo (o Sound de Ramond) que se desploma verticalmente sobre el valle.



Se puede acceder al aparcamiento de San Urbez desde dos direcciones. Una desde Ordesa, pasando por Broto y, llegando a Sarvisé, cogeremos el desvió que nos llevara a Fanlo, donde al poco llegaremos a un aparcamiento y un mirador. La otra desde Escalona, que sube desde Ainsa, y en 19 km, pasando por la carretera del Cañón, llegaremos al parking de San Urbez, la entrada al Cañón.