sábado, 28 de junio de 2014

Bosques de Ordesa

Gran riqueza de vegetación en los bosques del Parque Nacional de Ordesa.

Hayas y otros arboles caducifólios, dominan estos bosques dándonos sombra en los paseos por los valles. La humedad también favorece el crecimiento del musgo que tapiza las rocas y hace que el colorido sea intenso por todos los lados que miramos.



Vegetación rica, debido, entre otras causas a la gran diferencia de altitudes y a la evolución geológica de las glaciaciones.

En el Parque se produce una mezcla de influencias climáticas que da lugar a la aparición de distintas clases de comunidades vegetales. Así, tenemos desde vegetación mediterránea que penetra en las partes más bajas como en Añisclo o Escuaín, pasando por la submediterránea de los cresteríos pedregosos calizos y resecos por el viento, o los «pozos de oceaneidad» con presencia de plantas propias de ambientes más cercanos al Cantábrico, y finalizando con la vegetación de ambiente alpino de las altas cumbres.